Está situada en el lugar del mismo nombre, en la parroquia de San Salvador.
En un principio  el Santuario era una  Capilla y en los S.XII- XIII  se reformó convirtiéndose posteriormente en  Ermita, de construcción Románica de lo que aún queda buena muestra en el edificio actual, que fue agrandada en el S. XIV.

En la Capilla se hicieron modificaciones posteriores ya que a comienzos del S. XVIII ( 1705, pleno barroco, los señores de Guitiriz y Baamonde , movidos por la gran devoción que había entorno a la Ermita, decidieron ampliar el edificio).
La edificación comprende nave, prebisterio, e sancristía. En la parte alta del Pórtico  hubo una vivienda para el ermitaño que la atendía.  
La puerta principal tiene un arco de medio punto del SXVI. Del interior destaca el Retablo principal del primer tercio del S.XVII y fue restaurado por el creador Ovidio Escolante de Guitiriz. Está decorado con motivos naturalistas y geométricos.

Hoy el Santuario también es museo, en donde se pueden observar imágenes  de la virgen del S.XVI, San  José,  el Santo Apóstol del S.XVIII, escudos, objetos litúrgicos, así como vestimenta religiosa.
Alrededor del santuario  permanecen  expuestas obras realizadas por el taller de Cantería de Xermolos que constituyen una especie de museo al aire libre.