Está situado a 2.5 km del núcleo municipal, en el lugar de Pardiñas.

Su inauguración data del año 1955 , aunque sus aguas ya se aprovechaban de mucho tiempo antes, de hecho, durante la posguerra ya se acercaba mucha gente a beber aguas las aguas de “ Santo domingo” por aquel entonces brotaba con un escaso caudal entre las piedras.

Sus aguas fueron también fueron declaradas de Utilidad Pública.

La fuente (con una figura de un pez encima de ella) está situada en un pequeño edificio de planta rectangular, con un tejado a cuatro aguas rodeado de arboles de diversas especies.

Las aguas son sulfuro sódico fluoradas y están indicadas para tratar afecciones hepáticas, dolencias biliares y del aparato digestivo.