La Capilla de San Alberte y su entorno, es uno de los sitios de visita obligada si se viene a Guitiriz. El espacio natural en donde está situada, la hermosura del santuario hacen de este sito  un lugar idílico. Si se le hecha un poquito de imaginación, este entorno parece remontarnos a la Edad Media y hacernos sentir protagonista de Robin de los bosques.

Está situada en la parroquia de Sambreixo con fácil acceso desde la N:VI , por el puente gótico del mismo nombre, muy cerca de la vía del tren. El estilo de la Capilla es gótico, algunos autores como Ángel del Castillo la sitúan en el S.XIV, aunque otros la consideran del S. XIII.

La Fachada principal es del S. XIII, en la que destaca la puerta de arco adintelado. La puerta lateral  derecha es la original y tiene un sencillo arco ojival sin ornamentación. En su exterior destacan los ocho grandes contrafuertes que le dan un aspecto majestuoso.

En el exterior, al lado del muro que  rodea el atrio, está una fuente realizada en sillares de Cantería. Tiene dos caños rematando en forma casi triangular con ornamentación de labra en la piedra. La tradición popular cuenta que sus aguas tienen poderes curativos  para solucionar los problemas del habla.