De esta época destaca el “Yacimiento de Pena Xiboi”, situado en la aldea de A Tolda, cerca de las canteras de Parga. Fue declarado “Bien de interés Cultural” en 1990 por la Xunta de Galicia.

Se trata de una enorme roca que sirvió como abrigo natural a los primeros pobladores  de estas tierras.

Los/as vecinos/as  del lugar colocaron sobre la roca un cruceiro, y  en uno de los lados pusieron una placa conmemorativa a sus ancestros.

En 1994 se llevo a cabo una excavación arqueológica dirigida por Cesar Llana y Manuel Angel López Felpeto. Se encontraron  herramientas de piedra, restos de labranza de sílex, y  cristal de roca.

Estos restos  están actualmente depositados  en el museo de Viladonga en Castro de Reí. Tras ser estudiados  las conclusiones que se extraen es que estos primeros pobladores  conocían muy bien los recursos de la zona, realizando desplazamientos cuando carecían de algún material.