Está  situada en la villa del mismo nombre, en la cima de un castro.
Data del S.XII, y al igual que la iglesia de San Xoán de Lagostelle, fue objeto de numerosas   transformaciones por lo que se mezclan rasgos característicos de diferentes estilos. Consta de Nave rectangular y Capilla mayor cuadrada, en su lado izquierdo tiene añadida la sacristía.

La fachada es del S.XVII, hecha con cuidada sillería, donde se puede observar la puerta, y encima de ella una ventana y finalmente una espadaña con dos campanas, y sobre la cruz metálica. Destaca el “Reloj de Sol” situado en el ángulo que forma la fachada  en el muro lateral derecho.

En el interior de la iglesia se observan tres impresionantes retablos del Barroco Popular y un ciclo de pinturas murales que datan aproximadamente del S.XV, representando escenas de la “Pasión, Anunciación y el Cristo en Majestad”.
Los retablos laterales fueron restaurados recientemente y presentan figuras como San Ramón Nonato  y San Roque.

En el atrio fueren desenterrados tres sarcófagos antropoides, así como varias lápidas sepulcrales y una pila bautismal Gótica sin adornos.